En la resolución 1462, que prorroga la emergencia sanitaria hasta el 30 de noviembre del 2020, el Ministerio de Salud prohibió los eventos de carácter público o privado que impliquen la aglomeración de personas.

En concreto, se prohíben los encuentros que convoquen a más de 50 personas y en los que se alcance este aforo se debe garantizar “que no exista aglomeración y el estricto cumplimiento de los protocolos de bioseguridad” expedidos por dicha cartera.

Y si bien el ministerio desde antes y en el marco de la pandemia había restringido las reuniones masivas, con esta resolución establece un límite.

En el mismo sentido, se ordena a los responsables de los establecimientos de comercio y locales de atención al público controlar la entrada y salida de personas. Además, se les exige a todas las autoridades del país que, de acuerdo con el ámbito de su competencia, desplieguen todas las estrategias de respuesta para enfrentar la pandemia.

La norma, además, da vía libre para disponer de las operaciones presupuestales para financiar las acciones en el marco de la emergencia sanitaria.

Las entidades territoriales tendrán que hacer los seguimientos correspondientes y tomar las medidas que faciliten la minimización del riesgo para la gente.

Por último, de manera específica se les recomienda a los mayores de 70 años el autoaislamiento preventivo y a la ciudadanía en general no realizar eventos de carácter social.

Y frente al control de la pandemia pide a las entidades territoriales llevar a la práctica el Programa de Pruebas, Rastreo y Aislamiento Preventivo (PRASS), continuar con el seguimiento y aislamiento de contactos confirmados y sospechosos.

By admin