Covid, varicela y tuberculosis, en centro carcelario provisional de ‘marte’ en el centro de la ciudad de Buenaventura

Si bien el lugar está habilitado para 103 personas, hoy, el personero denunció que hay 385 detenidos entre condenados y sindicados creando un hacinamiento que sobre pasa el 200%.

Así lo manifestó en las últimas horas el personero delegado para los derechos humanos, José Luis Bernat Fernández, luego de adelantar en conjunto con la secretaría de gobierno, procuraduría y policía nacional una visita al centro de reclusión provisional “Marte”, ubicado en la estación de policía de Cascajal.

En medio de la visita, se conoció que son 3 los casos de COVID confirmados los cuales se han presentado en el lugar, dos de ellos policías quienes custodian a los arrestados y un caso positivo en un recluso quien se encuentra en aislamiento en una celda del lugar.

La preocupación, es alarmante debido a que, en la mañana de hoy martes, durante la visita de las autoridades, 3 personas privadas de la libertad, fueron trasladadas de emergencia al hospital Luis Ablanque de la Plata, toda vez que presentaban desde el día anterior, diversos síntomas COVID.

Ante esta situación, se espera que, en las próximas horas las autoridades de salud Distrital conociendo la situación; adelanten reuniones que les permita crear un plan de contingencia para evitar que el virus se propague en el lugar, creando así un posible colapso carcelario.

Si bien el lugar está habilitado para 103 personas, hoy, el personero denunció que hay 385 detenidos entre condenados y sindicados creando un hacinamiento que sobre pasa el 200%.

Otras de las denuncias que dio a conocer el personero delegado, es que a los contagios por COVID-19, también se le suman las infecciones por varicela la cual ha afectado a 8 personas que se encuentran en medio de los reclusos sanos, esto a falta de espacio para su aislamiento. Y como si fuera poco, dos casos de tuberculosis, fueron reportados en el centro transitorio de detenidos “Marte” estación Cascajal.

Para el personero, la situación se podría salir de control, según él; porque de tomarse algunas decisiones radicales, estas desencadenarían la prohibición de visitas a las celdas, por parte de familiares y amigos, causando enojo en los detenidos durante estas fiestas de fin de año.