Un técnico alemán tocará la gloria este domingo en Lisboa, cuando se dispute la final de la Liga de Campeones de Europa entre el Bayern Múnich y el París Saint Germain.

Hans Flick y Thomas Tuchel, compatriotas que tiene una forma particular de sentir el fútbol, tendrán un pulso táctico muy interesante y entretenido, porque si hay algo que saben dar sus equipos, es espectáculo del bueno.

Con menos de un año en el Bayern —asumió en noviembre, en reemplazo de Niko Kovac—, Flick , de 55 años, ha podido dominar y moldear a una plantilla llena de estrellas al punto de sacarle su máximo potencial ofensivo. Una demostración de esto fue el aplastante 8-2 que le propinó al Barcelona en cuartos, y luego el 3-0 con el que clasificó a la final, eliminando al aguerrido Lyon.

Tuchel, por otro lado, llegó al banquillo del PSG en mayo del 2018 con el objetivo de lograr el primer título de Champions League para este equipo que, pese a sus millonarias inversiones, no había podido estar en el primer plano europeo.

En el primer año le costó, pues quedó eliminado en octavos frente al Manchester United, pero en esta temporada, de la mano de jugadores brillantes en la delantera como el brasileño Neymar y el galo Kylian Mbappé, se metió en la gran final dejando en el camino al Atalanta y al Leipzig.

By admin