Tras seis meses de cuarentena y cierres en el sector turístico; en Buenaventura el segundo renglón de la economía reactivó sus actividades y con la apertura de plan piloto en dos playas de la ciudad, nuevamente los turistas nativos y visitantes, llegaron a disfrutar de las aguas dulces y saladas que ofrece el Puerto más importante de Colombia, ubicado sobre el mar Pacífico.

Con ritmos autóctonos y culturales de la ciudad, fueron recibidos los más de 200 turistas que llegaron provenientes de ciudades como: Armenia, Manizales, Bogotá, Medellín y Cali; quienes cruzaron las puertas principales de la Sociedad Portuaria Muelle Turístico de Buenaventura, con rumbo a Magüipi y Piangua Grande, las dos playas autorizadas para la reactivación.

Turistas ingresando al muelle turístico.

Durante el recorrido hacia el muelle flotante, todo un completo control y protocolo de bioseguridad, permitió a los visitantes abordar la embarcación que los llevaría a la diversión, descanso y disfrute del mar, luego de varios meses de prohibición. 

Al llegar al sitio, los turistas disfrutaron de las bondades y la naturaleza de esta región, lo que permitió respirar un nuevo aire, saliendo del acostumbrado encierro obligatorio por el coronavirus.

“Dios mío, sólo puedo agradecer la oportunidad que nos da el Ser Supremo de volver a las playas y sentir la naturaleza, renovarnos y volver con aire nuevo a nuestra ciudad, vengo de Manizales y el encierro ya me iba a enloquecer y a mi familia también, gracias Buenaventura por volver a abrirnos sus puertas”, Expresó, Julián Echeverry turista Manizalita.

Turistas disfrutando de la gastronomía del Pacífico.

La apertura de este sector, sin duda alguna se convierte en una inyección de motivación para el gremio de operadores turísticos. Durante la presencia de las visitas; las playas tuvieron el acompañamiento de las autoridades marítimas quienes realizaron inspección y vigilancia.

SÍNTESIS:

A.   LAS PLAYAS: continuarán abiertas desde las 8:00 de la mañana hasta las 4:00 de la tarde, habilitación bajo estrictos protocolos de bioseguridad, como distanciamiento de dos metros entre grupos familiares y uso obligatorio de tapabocas.

Visitante disfrutando del Mar Pacífico

B.   MAGÜIPI: En la certificada playa de Magüipi, quien cuenta con el galardón que otorga anualmente desde 1987 la Fundación Europea de Educación Ambiental a las playas y puertos que cumplen una serie de condiciones ambientales e instalaciones. 120 personas llegaron a disfrutar de la naturaleza, playa y descanso que ofrece esta distinguida instalación turística.

El primer grupo en abordar la lancha con destino a Magüipi, fue una familia conformada por 15 personas provenientes de Bogotá.

Magüipi, que tiene capacidad para albergar más de 300 personas, en esta oportunidad debido a la pandemia y los diversos protocolos de bioseguridad, sólo pudo recibir la mitad, cumpliendo de esta manera con una de las medidas necesarias para la reactivación.

Hablamos con Juan David Serna, gerente de Magüipi, y esto nos contó tras el regreso de turistas.

“Una expectativa muy alta, superó lo que habíamos planeado, la gente muy organizada; para ser tan rápido la apertura, y sin publicidad, logramos recibir 120 personas en nuestra playa, la gente mantuvo todos los protocolos de bioseguridad, para concretar creo que fue un fin de semana muy emotivo. Esperamos que esto sirva para que los demás compañeros del turismo puedan iniciar a trabajar también”.

C.   PIANGUA GRANDE:  En Piangua Grande no fue la excepción, sus administradores y grupo de trabajo también estaban listos para atender a los turistas, que a diferencia del otro sector turístico, recibió su primer grupo el segundo día de la apertura, en el, más de 70 personas disfrutaron la acogida playa de Piangua Grande que con la majestuosidad del arquitectónico  Hotel el Galeón implementa todos los protocolos de seguridad que en medio de capacitaciones lograron aprender, para brindar a los foráneos la responsabilidad y el objetivo de presentar un mejor servicio.

En Piangua grande la tradicional comida del Pacífico, también recibió a los visitantes a quienes al ritmo del arroz a la marinera, pescado frito y platanito los enamoró permitiendo mostrar la gastronomía majestuosa del mar.

D.   LOS LANCHEROS: Esta reactivación también logró que los lancheros como se les conoce a los motoristas, volvieran a llevar un significativo ingreso económico a sus hogares que, por seis meses, tuvieron que buscar otras estrategias para sobrevivir. A pesar de que no todos los lancheros han reactivado sus trabajos, hay expectativas de un buen comportamiento en las playas habilitadas, en espera que se activen también en sectores como Juanchaco, Ladrilleros, la Bocana y Piangüita.

Lancheros.

E.   AUTORIDADES MARÍTIMAS:

Para las autoridades marítimas el haber dado apertura como plan piloto a las playas de Magüipi en el sector de San Pedro y a la de Piangua Grande en el Hotel Galeón, ha significado un reto importante en aras de activar la economía y sobre todo cumplir con los protocolos de bioseguridad exigidos para la reapertura, en diálogos sostenido con el Capitán de Navío, Andrés Alberto Aponte, actual Capitán de Puerto, dijo que, “La responsabilidad en el autocuidado ha sido el común denominador que permitirá que en un tiempo prudente, las demás playas puedan los mismos privilegios de las dos ya habilitadas”.

Asegura que uno de los factores importantes para la reapertura de otras playas tiene que ver con la posición de la comunidad, por tanto, indican no tener afán de habilitar sus territorios para el turismo por miedo a un posible contagio en su comunidad, teniendo en cuenta que las playas están ubicadas en medio de la población.

By Eider Marinez Ortiz

Periodista y locutor con énfasis en periodismo radial, egresado del Instituto de Telecomunicaciones Instel. Apasionado por el deporte, la información y la radio. Líder de diferentes espacios noticiosos, creador y conductor de diversos programas de televisión emitidos en la ciudad de Buenaventura. Desde el 2012 vinculado a los medios de comunicación.