La inauguración del túnel de La Línea este viernes representó un hito para la ingeniería de Colombia. Esta construcción no solo se convierte en la estructura de este tipo más larga de América Latina, también representa una de las piezas claves en el desarrollo del país, debido a que facilita el transporte de carga entre las regiones, y especialmente con la ciudad de Buenaventura.

Durante las primeras 21 horas de operación del nuevo túnel de La Línea transitaron 3.614 vehículos por su calzada, cifra que según Invias representa un aumento del 40 por ciento en comparación con el promedio de vehículos que se venían movilizando por esta vía del país durante los últimos meses.

Por este tramo vial comprendido entre Calarcá y Cajamarca, transitaron un promedio 2 mil vehículos durante estos cinco meses de pandemia y cuarentenas, cuando lo normal es que usen esta vía más de 4.000 vehículos al día.

Tal es la importancia de esta megaobra para la economía del país, que el presidente Iván Duque durante el acto inaugural manifestó que, con la entrada en funcionamiento del túnel de La Línea, el cual consta de 8,65 kilómetros entre Calarcá (Quindío) y Cajamarca (Tolima), el país gana en competitividad, teniendo en cuenta que los transportadores gastarán menos tiempo y ahorrarán costos.

Otro de los sectores que más se beneficiarán con esta obra de infraestructura es el turismo, muy golpeado por la pandemia del covid-19 y que recibe la apertura de la estructura como un bálsamo.

By admin