El Ministerio de Trabajo estableció a través de una circular que ningún trabajador puede ser despedido por contagiarse de covid-19 ni está obligado a presentar alguna prueba que acredite un resultado negativo del SARS-CoV-2 ante el empleador.

Así lo expresó la cartera de Trabajo en la circular 022 del 8 de marzo del presente año,la cual define una serie de garantías para el empleado y prohíbe algunos comportamientos del empleador del sector público y privado tales como la exigencia de una prueba de covid-19 para contratar, así como para su permanencia en el empleo.

Según el Ministro Trabajo, Ángel Custodio Cabrera, lo anterior “no puede considerarse una prueba o examen médico un requisito para contratar o mantener un empleo”.

Por otra parte, el jefe la cartera señaló que si el empleador considera que por motivos de seguridad y salud es necesario realizar estas pruebas, está en la obligación de cubrir los costos de la mismas, sin que los resultados afecten la estabilidad o vinculación laboral.

Asimismo, las empresas no podrán incurrir en ninguna forma de discriminación hacia los empleados contagiado con el virus pandémico, como lo indica el artículo 2º de la Ley 361 de 1997, que establece que el Estado debe garantizar la no discriminación por circunstancias físicas, fisiológicas, psíquicas o sensoriales.

Por último, el Gobierno Nacional le pidió a las empresas desplegar acciones y establecer protocolos de bioseguridad para proteger la vida y la salud de los trabajadores, ajustando las medidas de higiene y seguridad en el trabajo.

Fuente. Diario de Occidente

By admin