Todavía no es un hecho que el Distrito de Buenaventura haya sido avalado para acogerse a la Ley 550

Es la primera vez que un municipio hace una segunda solicitud para acogerse a la ley 550 tras haber logrado una primera en el año 2001 presentando unas acreencias por $80.000 millones de pesos y que, fue culminada en el año 2010 con pasivos pagados al 100%.

Al parecer, el Distrito no tendría las condiciones para que se le acepte la acogencia a la ley 550, esto luego de que el concejo distrital de Buenaventura aprobara el proyecto de acuerdo presentado por el alcalde del Distrito, Víctor Hugo Vidal Piedrahíta con el cual busca poder aliviar los pasivos que rodea a la administración y que, superan los más de 817 mil millones de pesos, cifra que podría sobrepasar según los expertos, el 1.3 billones de pesos.

En medio de una conferencia realizada por el programa, “Buenaventura Cómo Vamos de la alianza Activa Buenaventura”; uno de los panelistas, el economista Ricardo Suárez y, experto en temas relacionados con ley de saneamiento fiscal, aseguró que uno de los pasos más complejos que tiene esta segunda solicitud, se debe a que la ciudad de Buenaventura ya había solicitado un acuerdo de reestructuración de pasivos.

Para Ricardo Suárez, la solicitud que ha hecho el distrito de Buenaventura, muestra una insuficiente capacidad de gestión financiera, calificándola como un descontrol económico, de igual forma expresó que, “El Distrito no ha hecho la tarea pertinente dado a que cuando se entra a un proceso es por una situación excepcional y por una única vez; pero vemos que nuevamente lo hace y, esto no es normal para un municipio (…) de darse sería algo inédito un precedente a nivel nacional de que se acepte nuevamente la acogencia”.

Ricardo Suárez, economista y experto en saneamientos fiscales.

Finalmente, fue claro al indicar que en la primera solicitud se logró cumplir con todo el pago a las deudas que generó hacer una primera acogencia de ley 550. Hecho que hubiese generado que se no se presentase de nuevo, sin embargo, lo están volviendo a hacer y con mayores riesgos de ser aceptado.

Por su parte, el concejal del Distrito, Wilson Rodallega quien también participó de la conferencia, expresó que, “Tenemos un promedio de pasivos de 817 mil millones de pesos: en el tema de impuesto predial significativo, solo el 30% de los 119 mil predios registrados están pagando sus obligaciones y en Industria y Comercio, alrededor del 25 % de las 4 mil empresas están al día. Si no tomamos una decisión el problema puede ser peor”, agregó el concejal.

Panelistas. Concejal Wilson Rodallega y Ricardo Suárez, Experto en economía.

Seguidamente, manifestó que, “Se deben de reducir los gastos innecesarios y también que, si el Ministerio de Hacienda no acepta esta solicitud, la Administración debe buscar alternativas para recaudar recursos propios y mejorar las finanzas”

Se espera que el Ministerio de Hacienda analice la situación de la Administración Distrital y así tomar una decisión teniendo en cuenta de que el municipio ya había sido aceptado en una primera oportunidad al solicitar acogerse a la Ley 550 en el año 2001 presentando unas acreencias por $80.000 millones de pesos, terminado en el año 2010 con pasivos pagados al 100%.